Planimetría 03: Elevaciones en Arquitectura

Definiremos como elevaciones a las proyecciones ortogonales bidimensionales de TODAS las caras visibles de un proyecto, vivienda o edificio, utilizando la ya conocida proyección ortogonal de puntos. Estas caras se proyectan en planos imaginarios paralelos a la cara en cuestión y por ello, pueden ser representadas mediante planos bidimensionales. Las elevaciones también se denominan fachadas o alzados.

El concepto de las elevaciones puede graficarse en el siguiente esquema:

En el esquema notamos que el Norte geográfico está representado en el modelo ya que el nombre de cada cara dependerá de su ubicación geográfica respecto al terreno. El resultado de la proyección de cada cara del ejemplo puede representarse en forma de planos 2D, como se aprecia en la imagen de abajo:

La principal importancia de las elevaciones es que estas nos muestran la forma del proyecto, los materiales empleados en la realización de este y además nos ayudan a entender la relación del proyecto con el contexto. Por norma, las elevaciones se deben nombrar según los puntos cardinales hacia los que apunta cada cara. Los cuatro puntos cardinales base son:

– Norte.
– Sur.
– Este, también denominado Oriente o Levante.
– Oeste, también denominado Occidente o Poniente.

Por lo tanto, las elevaciones se nombran de la siguiente manera:

– Elevación Norte.
– Elevación Sur.
– Elevación Oriente (o Levante).
– Elevación Occidente (o Poniente).

En nuestro país (Chile) las elevaciones Oriente y Occidente se denoniman Elevación Oriente y Elevación Poniente respectivamente. Sin embargo, es incorrecto decir Oriente-Poniente pues la nomenclatura correcta debiera ser:

– Oriente – Occidente.
– Levante – Poniente.

Sin embargo, en Chile se acepta que las elevaciones puedan nombrarse como Elevación Oriente o Elevación Poniente respectivamente.

Si aplicamos el concepto general de elevación a un proyecto real a modo de ejemplo, el resultado es el siguiente:

Proyecciones 2D de las caras del proyecto. La cara principal (derecha) corresponde a la Elevación Norte.

Proyecciones 2D de las caras del proyecto. La cara principal (derecha) corresponde a la Elevación Sur.

Y como ya sabemos, todas las proyecciones o caras de este se pueden representar en el plano 2D de la siguiente forma:

Normativas para el dibujo de elevaciones

a) Al igual que en el caso de las plantas y cortes, las elevaciones deben destacar los volúmenes cercanos y lejanos respecto del espectador mediante líneas gruesas y delgadas para dar la impresión de cercanía y lejanía de estos.

Elevación Norte del proyecto de ejemplo, sin la valorización.

Elevación Norte del proyecto de ejemplo, esta vez con la valorización aplicada.

Otro ejemplo de elevación en un proyecto, con las valorizaciones aplicadas (tomado de https://fotos.habitissimo.cl/).

b) En las elevaciones se debe incluir el terreno, ya que por definición las elevaciones no están gravitando en el espacio. Este puede ser representado mediante una línea gruesa o también una combinación entre esta más un achurado y a diferencia de los cortes, el terreno pasa por TODO el proyecto ya que en este caso, los cimientos y sobrecimientos NO son visibles puesto que el plano de la elevación está mucho más adelante y por ende, no corta el interior del proyecto. En el caso de las elevaciones, el terreno deberá ser siempre lo más valorizado.

Terreno dibujado de forma incorrecta, pues los cimientos son visibles en la elevación.

Terreno correctamente dibujado, pues pasa por todo el proyecto.

Terreno correctamente dibujado, pues pasa por todo el proyecto (segunda opción).

Sin embargo, en algunos casos puntuales de elevaciones se suelen dibujar elementos cortados en el terreno para mostrar recintos del proyecto que no pertenecen necesariamente al edificio, como por ejemplo los estacionamientos subterráneos.

Elevación del edificio Soria, donde apreciamos el corte para mostrar las zonas de estacionamientos. Técnicamente, este plano sería un “corte-elevación” (tomado de http://www.liraarquitectos.cl).

c) En las elevaciones debemos dibujar siempre todas las caras visibles del proyecto. Respecto a la cantidad de elevaciones que debemos dibujar, se deben realizar al menos las de los 4 puntos cardinales básicos del proyecto (Norte, Sur, Este, Oeste), aunque dependerá del tipo de agrupamiento de la vivienda o edificación. Por ende podemos deducir lo siguiente:

– Edificación aislada: 4 elevaciones.
– Edificación pareada: 3 elevaciones.
– Edificación continua con dos frentes y/o patio trasero: 2 elevaciones.
– Edificación continua con un solo frente: 1 elevación.

Cabe destacar que en el caso que tengamos una o dos elevaciones, al dibujar esta siempre se deberá incorporar parte de los vecinos para entender la relación de esta respecto al entorno.

En ciertos casos especiales se podrán agregar el resto de los puntos cardinales, como por ejemplo si el proyecto posee caras en diagonal que apunten hacia estas o el proyecto se emplace en estas. Estas nuevas elevaciones se denominan:

– Elevación Noreste o Nororiente.
– Elevación Noroeste o Norponiente.
– Elevación Sureste o Suroriente.
– Elevación Suroeste o Surponiente.

Por lo tanto y dependiendo de la complejidad del proyecto, tenemos en total 8 elevaciones posibles.

Ejemplo de elevaciones Nororiente y Surponiente de la obra reforma y ampliación casa Carlos Casanueva (tomada de http://www.arquitecturaenacero.org).

d) La elevación nos sirve para definir y/o destacar materiales propios del proyecto mediante el dibujo de estos y por lo tanto, debemos dibujarlas en ellas siempre y cuando esto sea posible. Los materiales se pueden representar mediante tramas, colores base o incluso el pintado de los elementos, de forma similar a una pintura. Los materiales más tradicionales son el ladrillo, madera y los tratamientos de techo (tejas o zinc). En el caso de materiales como el hormigón, es mejor representarlo mediante el blanco puro o con un tono claro de color.

En el caso del proyecto de ejemplo, las elevaciones definitivas serían las siguientes:

En algunos tipos de proyectos y/o dibujos de elevaciones también se suelen destacar elementos como el sombreado y las formas especiales como las curvaturas, las cuales se destacan mediante líneas paralelas que se van juntando a medida que se acercan a un extremo o también mediante degradados. en otros casos se suelen destacar los elementos cercanos y/o lejanos mediante tonos de gris o como se había mencionado antes, mediante el pintado de los elementos. En las imágenes de abajo vemos varios ejemplos de esto:

Elevaciones de un proyecto, mostrando el sombreado del sol en este mismo.

Ejemplo de valorización de elevaciones mediante el pintado de elementos.

Ejemplo de valorización de elevaciones mediante grosores y tramas.

Ejemplo de valorización de elevaciones mediante gradientes y líneas paralelas, que representan formas curvas.

Normativa específica para el dibujo de elevaciones

a) Las elevaciones deben ordenarse correctamente en la lámina (similar al dibujo de abajo), y al igual que en las plantas y cortes debe colocarse tanto el nombre de la elevación que se dibuja como la escala de trabajo, esta última en una letra de tamaño más pequeño.

b) Por norma las elevaciones no necesitan acotarse ni definirse mediante ejes, pero en algunos casos esto se suele hacer para una mejor comprensión del proyecto. Además se suelen agregar los niveles de piso y además destacar alturas importantes.

c) Si estamos dibujando las elevaciones  de un proyecto que será revisado por otras entidades (como por ejemplo las municipalidades), debemos agregar lo siguiente:

– Muros medianeros, perfil de vereda y de calle.
– Elementos como mobiliario urbano, elementos arbóreos, vehículos y gente, para dar la idea de la escala y el emplazamiento del proyecto.
– Elementos normativos como ejes medianeros, rasantes y otros según se especifique.

En la imagen de abajo vemos un ejemplo de estas normativas específicas aplicadas en la Elevación Norte de nuestro proyecto de ejemplo:

Plano de emplazamiento del proyecto de ejemplo.

Plano de la Elevación Norte con el contexto y normativas municipales o de terreno incorporadas.

Planimetría 01: Planta de Arquitectura

Definiremos la planta de Arquitectura como un CORTE de tipo HORIZONTAL del edificio o proyecto mediante un plano virtual el cual a su vez remueve la parte superior del edificio. Este corte se realiza usualmente a 1,20 o 1,40 mts y nos sirve para definir la estructura y los espacios principales del proyecto o edificación, en su largo y ancho.

La planta es fundamental para comprender un proyecto pues las proporciones y dimensiones de esta son la base para la construcción de este. El concepto queda graficado en el siguiente ejemplo:

En el caso de la planta en particular, al estar el plano virtual de forma paralela con la horizontal del terreno, nos permite proyectar el corte resultante mediante un plano bidimensional, mediante el ya clásico método de proyección ortogonal aplicado al mismo plano:

Resultante del corte del ejemplo anterior, contenido en el plano virtual horizontal.

Resultante del corte del ejemplo anterior, esta vez mediante un plano 2D.

En el ejemplo, motamos que los elementos que se cortan primero van en línea gruesa para indicar cercanía y dar fuerza a la planta misma, y el resto de los elementos van en una línea más delgada ya que están más lejos.

Tipos de plantas

Las plantas 2D pueden ser de dos tipos:

1) Planta Esquemática o Informativa, la cual es una planta que no posee información constructiva (como las medidas), y por ello es imposible usarla para la construcción del proyecto ya que esta más bien busca informar al cliente sobre los espacios o ciertas características estéticas de la vivienda o proyecto. Se usa principalmente para informar a personas que no tienen nociones de dibujo técnico o para quienes deseen comprar una vivienda.

2) Planta Técnica, la cual está destinada a los profesionales del rubro (Arquitectos, ingenieros, constructores, etc.) y contiene la información, medidas y normativa necesarias para que el proyecto pueda ser construido por estos profesionales. Por razones económicas y de correcta lectura se suelen imprimir en blanco y negro (también llamado Monocromo o Monochrome), o en tonos de grises.

Existe una tercera clase de planta llamada Planta 3D la cual nos permite ver en 3 dimensiones los espacios principales del proyecto junto a elementos propios de este como los mobiliarios, iluminación y revestimientos. Se pueden cortar a la misma altura de las plantas 2D tradicionales o por diferentes alturas de muros. Se pueden dibujar a mano o utilizando programas 3D especialmente diseñados para ello.

Ejemplos de de plantas 3D.

Normas generales para el dibujo de plantas

La  primera norma general para representar la planta de arquitectura es que cada “planta” representará a un piso del proyecto. Es decir, si tenemos una vivienda de dos pisos, se deberán realizar dos plantas. Si aplicamos esto a un ejemplo concreto de un proyecto tenemos lo siguiente:

Proyecto de ejemplo original, representado en 3D. La cara Norte apunta hacia la derecha de la imagen.

Planta del primer piso del proyecto, representada en 3D.

Planta del primer piso del proyecto, representada en el  plano 2D. Notamos que la proyección del techo del volumen de la derecha es “visible” en el plano, y se marca con línea segmentada.

Planta del segundo piso del proyecto, representada en 3D. En este caso notamos que el techo es visible aunque no es cortado por el plano.

Planta del segundo piso del proyecto, representada en el  plano 2D. En este caso el techo del segundo piso y parte del techo del primer piso son “visibles”, y se marcan mediante línea segmentada.

Como se aprecia en el ejemplo, en las plantas de Arquitectura se debe dibujar la estructura cortada y TODO lo que sea visible desde la altura del corte hacia la losa, incluidos los pisos (pavimentos) y/o proyecciones de elementos subterráneos o de techumbre (alero). Las proyecciones se deben dibujar siempre con línea de tipo segmentada.

En los casos en que las plantas de los pisos sean iguales (como en el caso de los edificios habitacionales), se podrá dibujar una sola planta llamada “planta tipo” y debemos especificar los pisos que esta representa, como se puede apreciar en el ejemplo de abajo:

Ejemplo de planta que representa a dos pisos iguales, y la denominación de esta.

Normas base para su correcta representación en 2D

a) Las plantas deberán nombrarse según el piso que se representa en ella. Las plantas se pueden denominar de la siguiente manera:

– Planta Primer Piso, Planta Segundo Piso, etc.
– Planta Piso 1, Planta Piso 2, etc.

En el caso de las plantas de los subterráneos, la denominación será de la siguiente manera:

– Planta Primer Subterráneo, Planta Segundo Subterráneo, etc.
– Planta Piso -1, Planta Piso -2, etc.

Debajo de cada planta se debe colocar su respectivo nombre además de la escala de trabajo, esta última en una letra de tamaño más pequeño.

b) En las plantas debemos dibujar los ejes que indicarán simetría en los elementos estructurales y que además nos permitirán el trazado del proyecto en la obra cuando este se construya. Estos deben ser realizados con líneas de centro y serán ordenados mediante números y letras, de izquierda a derecha para los números y de arriba hacia abajo para las letras. Estos valores irán dentro de un círculo de línea continua el cual se unirá en su cuadrante respectivo a la línea de eje, cuidando la proporción de estos respecto al plano.

Ejemplo de dibujo correcto e incorrecto de ejes. Mientras que el eje D está dibujado de forma incorrecta pues es demasiado grande respecto a la planta, mientras que los ejes 1 a 5 están proporcionados de forma adecuada.

Respecto al dibujo de ejes mismo, en la mayoría de los casos se definen pasando por el centro de cada muro o elemento estructural.

Es importante dejar en claro que los ejes son sólo para los elementos ESTRUCTURALES y por lo tanto, sólo se deben colocar en los muros exteriores e interiores estructurales, machones y pilares del proyecto. Respecto al largo o tamaño de los ejes, deben ser lo suficientemente largos como para poder colocar al menos 3 o 4 líneas de cota y que posea un espacio de respeto respecto de la última proyección dibujada (usualmente el alero del techo).

Podemos ver la aplicación de estas normas en los ejemplos siguientes, tomando el proyecto de ejemplo:

c) En algunos casos puntuales de plantas, en el primer piso se puede colocar parte del contexto. Se deben agregar elementos que den cuenta de la escala y proporciones de los espacios como los pavimentos, vehículos, elementos arbóreos, mobiliario urbano y calles, siempre vistos en planta.

d) Para que la planta tenga sentido constructivo, deberá acotarse o dimensionarse. Las cotas se colocarán siguiendo los diferentes criterios de acotación vistos en el apunte de dibujo sobre acotación, y se ordenarán de tal forma que no ensucien, sean más jerárquicas que el dibujo mismo (y las líneas de los cortes), tengan un grosor mayor o entorpezcan la correcta lectura del plano. La acotación deberá ser en torno a los ejes y ordenadas en forma de filas o “líneas” de cota.

Ejemplos de acotado incorrecto.

Ejemplo de acotado correcto.

El orden de acotación (partiendo desde los círculos de los ejes hacia la cara de la planta dibujada) suele ser el siguiente:

1- Ejes (si hay más de dos se acota entre cada eje, formando una sola fila de cotas).
2- Dimensión general (largo o ancho total).
3- Divisiones principales (si hay más de un volumen).
4- Divisiones y/o grosores de muros, puertas y ventanas.
5- Divisiones de tabiquería y otros.

En la acotación de plantas también se suele invertir el orden entre los ejes y la dimensión general. Es decir, primeramente se acota la dimensión general y luego los ejes. La idea es que en el plano de planta tengamos al menos 3 a 5 filas de cota, aunque esto dependerá de cada cara en particular. El orden correcto de las filas de las cotas es formando una especie de cuadrilátero, independientemente de la forma del proyecto con excepción de ciertos casos o formas especiales.

Planta del primer piso del proyecto de ejemplo, con los acotados ya realizados.

Si tenemos una proyección de techo o un techo visible del primer piso en una planta de segundo piso, el acotado se realizará tomando como referencia la última proyección realizada, tal como se aprecia en el ejemplo:

Planta del segundo piso del proyecto de ejemplo, con los acotados ya realizados. Nótese que las cotas de la derecha se realizan después de la proyección final del techo del primer piso.

Si debemos acotar internamente, podemos realizar esto de tal forma de no entorpecer los elementos en el dibujo y nos limitaremos a acotar recintos y áreas específicas.

e) En las plantas de Arquitectura se deben agregar muebles para indicar la función de cada espacio en particular. Los muebles deberán dibujarse en correcta escala y proporción, además de ser simples y deben ser los necesarios para que el recinto funcione.

f) En cada planta debemos nombrar cada recinto (comedor, cocina, living, estar, sala de reuniones, etc.) mediante letra normalizada y también se le suele colorar el área útil de este.

g) En baños y cocinas debemos dibujar la trama de baldosas o el patrón de cerámicos de sus pisos para indicar que son zonas húmedas. en el resto de los recintos esto no es obligatorio.

h) En las diferencias de nivel o de piso colocaremos cotas de nivel en forma de rombos con su correspondiente cota de altura dentro de este, expresado en la unidad de trabajo respectiva en la que trabajamos.

Valorización de las plantas

En una planta se deben valorizar los elementos cercanos y lejanos con líneas gruesas y delgadas, donde la estructura (muros, pilares, machones) siempre será más jerárquica y se usarán distintos grosores según los elementos que sean visibles en el dibujo. Usualmente la jerarquía (ordenada desde lo más grueso a lo más delgado) es la siguiente:

a) Estructura (Muros, pilares, machones).
b) Tabiques (muros no estructurales).
c) Puertas-Ventanas.
d) Mobiliario.
e) Tratamiento de Pisos.

En las siguientes imágenes vemos las plantas del proyecto de ejemplo, con las valorizaciones y todas las normas aplicadas:

Plantas del primer y segundo piso del proyecto de ejemplo, sin valorización aplicada.

Plantas del primer y segundo piso del proyecto de ejemplo, con valorización aplicada.

Normas expecíficas para su correcta representación en plano

a) Norte geográfico: como su nombre lo indica, este muestra el Norte y por ello determina la posición del proyecto en el formato o plano, ya que usualmente la fachada Norte de este se alinea a este punto cardinal. Por norma, el Norte geográfico se deberá indicar siempre en el formato y deberá apuntar hacia arriba, además este deberá definirse de forma correcta en este. En la siguiente imagen vemos los Nortes geográficos típicos en plantas de Arquitectura:

Por esta razón es que el Norte geográfico en muchos casos determinará la posición de las plantas en el formato, e incluso la posición del formato (horizontal o vertical) respecto a esta. En caso que debido al tamaño del proyecto u otros factores esto sea posible que el Norte apunte hacia arriba, debera apuntar hacia la derecha.

El norte geográfico puede ir en cualquier lugar del formato, pero se recomienda que vaya dentro de la misma viñeta o en algún lugar donde sea plenamente visible. También se debe cuidar la proporción puesto que no debe tener más jerarquía que el proyecto mismo.

b) En caso que el proyecto tenga más de una planta y/o este sea de gran envergadura las plantas deben ir separadas (es decir, se dibuja una en cada lámina). En proyectos de menor envergadura o viviendas se pueden dibujar todas en la misma lámina.

c) Si la orientación del proyecto no permite dibujar la planta de forma ortogonal, todas las plantas del proyecto deben estar en la misma orientación en el formato o lámina.

La planta de cubiertas

Además de las plantas de pisos existe una última planta la cual es llamada “Planta de cubiertas” o “Planta de techumbre”, donde  debemos mostrar la forma y el tratamiento de la o las cubiertas que posee el proyecto. En esta planta debemos dibujar lo siguiente:

a) Todas las cubiertas que tenga el proyecto y la forma de los techos, vistas en planta. Se deberán valorizar los contornos según cercanía y lejanía.

b) Las canaletas vistas en planta, las cuales no se proyectan en el alero. En la mayoría de los casos se definirán mediante rectángulos.

c) La cumbrera o caballete, la cual se dibujará en detalle o no según la escala de trabajo.

Además, debemos indicar en cada cubierta la dirección donde escurren las aguas lluvias. Esto lo haremos mediante flechas las cuales parten desde la cumbrera hasta el final del techo, dejando un espacio de respeto y cuidando la cantidad y proporción de estas respecto a la cubierta representada. En algunos casos puntuales se suele colocar el porcentaje de pendiente en cada una de las flechas.

En la planta de cubiertas no se suele acotar ni colocar ejes, pero sí se debe dibujar el tratamiento de los techos si es necesario y además colocar el nombre de la planta junto con la escala, de igual forma que con las plantas de piso.

Para el caso de nuestro proyecto de ejemplo, la planta de cubiertas sería la siguiente:

Como la planta de cubiertas no es un corte como tal ya que nos muestra la proyección de estas, se le suele incluir en las elevaciones y por ello es denominada como la “quinta fachada”.

Planimetría 02: Corte de Arquitectura

Podemos definir un corte de Arquitectura como una sección o “corte” (valga la redundancia) mediante un plano VERTICAL de una edificación, edificio o proyecto de Arquitectura, y nos sirve para definir la relación de escala, proporción, alturas y los elementos estructurales del proyecto frente al contexto. A diferencia de la planta, el corte puede en teoría efectuarse en cualquier parte del proyecto y por ello deberá definirse mediante una señalización de este en la planta y además tener un “sentido”, es decir, una dirección hacia donde queremos visualizar los elementos del corte mismo.

Este concepto se puede graficar mediante el siguiente esquema:

En este caso la parte derecha de la edificación se ha “removido” y por ello el “sentido” o lectura del corte es hacia la izquierda del proyecto. Uno de los aspectos más importantes del concepto de corte es que a partir de este plano vertical, podremos proyectar la resultante mediante un “plano” 2D del corte, mediante el ya clásico método de proyección ortogonal aplicado a ese mismo plano:

Resultante de la proyección del corte aplicado en el plano vertical mismo.

Resultante de la proyección del corte, en un plano 2D.

Notamos que los elementos que se cortan primero van en línea gruesa para indicar cercanía y dar fuerza al corte mismo, y el resto de los elementos van en una línea más delgada ya que están más lejos.

Normas generales para los cortes

Como primera norma general para el corte y a diferencia de las plantas, este se debe dibujar en TODO el proyecto ya que este afecta a TODA la estructura al mismo tiempo, por ende NUNCA debe ser separado por pisos.

Como segunda norma general, un corte puede ser de dos tipos básicos:

Longitudinal. Es decir, a lo largo del proyecto.
Transversal. Es decir, a lo ancho del proyecto.

Podemos realizar tantos cortes como queramos aunque el mínimo exigido es dos para el caso de proyectos menores como viviendas (uno longitudinal y uno transversal), y “los suficientes para entender el proyecto” para el caso de edificaciones de mayor complejidad como edificios o similares.

Y como tercera norma general, siempre deberemos señalizar en la o las plantas el lugar por donde “pasa” o se proyecta nuestro corte.

En el siguiente proyecto de ejemplo podemos ver la aplicación de estas normas base:

Proyecto original previo.

Corte longitudinal del proyecto.

Corte transversal del proyecto.

Señalización de los cortes del proyecto de ejemplo en las plantas de ambos pisos.

En el ejemplo notamos que los cortes se señalizan en las plantas mediante líneas de centro, y con dos líneas continuas y gruesas en cada extremo (también pueden ser flechas). Estas últimas determinan el “sentido” y por ende indican lo que se verá en ese corte específico. También notamos que se utilizan las letras del alfabeto como elemento inicial y final de cada corte. Por ende, el primer corte se denominará Corte A-A’ (o A-A), el segundo será el Corte B-B’ (o B-B) y así sucesivamente según la cantidad de cortes realizados.

Si bien podemos definir un corte mediante la expresión A-A, se recomienda hacerlo mediante la aplicación de la prima (‘) en la segunda letra, de tal modo que nos quede la expresión A-A’ ya que se entiende mejor la trayectoria de este ya que el corte “parte desde A y llega hasta A'” lo que evita confusiones al dibujarlo, ya que por norma el corte se dibuja según la trayectoria en que este vaya.

Dependiendo del cómo el plano de corte atraviesa al interior del proyecto, el corte puede ser de dos tipos:

1- Directo (corte A-A’ del ejemplo) o sea, un plano que corta a lo largo o ancho de la planta.
2- Escalonado o por planos paralelos (corte B-B’ del ejemplo), o sea planos en paralelo que cortan la planta de forma escalonada (largo-ancho-largo o viceversa). En este caso puntual, siempre se debe hacer mediante planos perpendiculares.

Si bien ambas formas para realizar un corte son válidas, el corte resultante por definición es “imaginario” ya que si bien las medidas de este son las reales, no se debe dibujar el “quiebre” en el caso del corte escalonado.

Dibujo base de un corte

En los cortes siempre debemos dibujar o “cortar” lo siguiente:

a) Todos los elementos estructurales del proyecto por donde pase el corte: elementos horizontales como las losas y las vigas, y verticales como cimiento, sobrecimiento y muros, tanto si son simples como compuestos.

b) Los elementos de la estructura de la techumbre, si están cortados. Los elementos visibles de fondo también deben ser dibujados.

c) Mobiliarios fijos, como por ejemplo muebles de cocina o la tina del baño (sólo si es que el corte pasa por ellos).

d) El terreno, ya que por definición los cortes no están gravitando en el espacio. Este puede ser representado mediante una línea gruesa o también una combinación entre esta más un achurado, tal como se aprecia en la imagen de abajo:

Dependiendo de la escala a utilizar en el corte mostraremos mayor o menor detalle, sobre todo en el caso que dibujamos la estructura de cubiertas o las puertas y ventanas. Hay que dejar en claro que en un corte de Arquitectura no nos interesa mostrar materiales específicos y por ende, unificaremos todos los elementos constructivos como muros, cimientos, losas y otros. La techumbre, en cambio, será independiente del corte aunque esto también dependerá de la estructuración del proyecto.

Como por definición el corte es “vertical”, en este aparecerán elementos que en planta no se aprecian como por ejemplo, los grosores de losas y radieres además de la cimentación del proyecto y el sobrecimiento.

En las imágenes siguientes vemos la representación 3D y los planos de corte 2D de los cortes A-A’ y B-B’ del proyecto de ejemplo.

Representación tridimensional del corte A-A’ del proyecto de ejemplo.

Representación bidimensional (plano 2D) del corte A-A’ del proyecto de ejemplo.

Representación tridimensional del corte B-B’ del proyecto de ejemplo.

Representación bidimensional (plano 2D) del corte B-B’ del proyecto de ejemplo. Nótese que no se ha dibujado el “quiebre” del corte real y el techo junto con las losas se representan continuos, ya que el corte por definición es imaginario.

Como se aprecia en el proyecto de ejemplo, el corte debe mostrar de la mejor manera posible las relaciones espaciales entre los recintos además de su estructura y los elementos de techo. Por ello, al realizar el corte es importante pensar en la mayor cantidad de recintos que debemos mostrar mostrar y en lo posible que este pase por una puerta, una escalera y/o una ventana, para poder apreciarla en el corte mismo. Por ejemplo, un corte a través de un pasillo no es muy recomendable pues solamente veríamos puertas y muros así como también un corte que no muestre ventanas o puertas cortadas, ya que con esto se perdería la relación del proyecto con el entorno.

Otro aspecto muy importante a recalcar que en proyectos donde haya estructura de pilares, NUNCA se deben seccionar estos ya que darían la impresión de ser muros. Se deben dibujar como líneas verticales más delgadas detrás del corte de losas. En los ejemplos de abajo esto queda más claro:

Corte de estructura de pilares incorrecto, puesto que estos se ven como muros en corte.

Corte de estructura de pilares correcto, puesto que estos se ven de fondo y la losa se ve cortada.

Estructura de techumbres en el corte

En cuanto al dibujo en corte de la estructura de la techumbre nos aparecerán las cerchas y otros elementos de la techumbre, y su modo de visualización dependerá de la posición de estos y del tipo de corte realizado. En este último caso, las cerchas podrán verse de frente o de lado según la posición de estas en el proyecto, junto con el corte de la cubierta respectiva o de las costaneras, dependiendo de la escala de trabajo y el nivel de detalle.

Esquema de un corte transversal de techo donde vemos una cercha de frente, y la cubierta superior cortada.

Esquema de un corte longitudinal del mismo techo anterior donde esta vez vemos la secuencia de cerchas de perfil o “lado”, y la cubierta superior cortada. Notamos también que las cerchas se apoyan en los extremos ya que de hacerlo en los extremos del techo, estas se caerían al carecer de apoyos.

Es importante notar que en el dibujo de una techumbre en corte, por estética y funcionalidad es mucho mejor dibujar el corte “completo” de la estructura en lugar del corte “real” de esta, tal como se aprecia en el ejemplo de abajo:

En el ejemplo, el corte real no considera la altura completa de la techumbre ya que este toma en cuenta el lugar preciso por donde pasa nuestro corte que por supuesto no es la mitad, y por ello se ve parte de la techumbre exterior. En la segunda imagen, se toma en cuenta altura total del techo aunque sabemos que el corte no pasa por la mitad del proyecto, y por lo tanto es el más recomendado para representar la estructura.

Puertas y ventanas en corte

Si queremos dibujar las puertas y ventanas en un corte estas no son difíciles de realizar, ya que las ventanas se dibujan de forma muy similar a la planta puesto que estas siguen una estructura parecida a como se ven en la planta, a excepción del caso de una ventana corredera en la cual una es cortada y la otra no. Otra excepción a esta regla es cuando las dibujamos en escalas mayores ya que en este último caso, se deberán detallar los detalles de los rieles o perfiles los cuales difieren de lo visto en la planta. En cuanto a las puertas, estas se deben cortar y por ello deberán mostrarse cerradas.

Estos criterios quedan más claros en los siguientes esquemas:

Esquema y vista de la puerta en corte.

Esquema para definir la vista de la ventana en corte.

Vistas de las ventanas tipo y de los ventanales en corte.

Valorizaciones en un corte

Al igual que en el caso de la planta de Arquitectura, en un corte se deben valorizar los elementos cercanos y lejanos mediante líneas gruesas y delgadas, donde la estructura (muros, machones, losas, etc.) siempre será más jerárquica y además se usarán distintos grosores según los elementos que sean visibles en el dibujo. Usualmente la jerarquía (ordenada desde lo más grueso a lo más delgado) es la siguiente:

a) Estructura: cimientos y sobrecimientos, muros, losas, vigas, machones, etc.
b) Pilares, si los hay.
c) Tabiques o muros no estructurales.
d) Puertas y Ventanas.
e) Mobiliario.
f) Elementos visibles en el fondo o revestimientos en habitaciones, como por ejemplo la cerámica de los baños.

En las imágenes siguientes vemos la aplicación de estos criterios, tomando como referencia el corte A-A’ del proyecto de ejemplo:

Corte A-A’ sin valorización. 

Corte A-A’ con valorización aplicada.

Normas de información para los cortes

Los cortes se pueden dibujar en una sola lámina y deben ser ordenados de forma alineada de izquierda a derecha o de arriba hacia abajo, de manera similar al dibujo de plantas.

La información base que debemos colocar en los cortes es:

a) El respectivo nombre de este (A-A’, B-B’, etc.) además de la escala de trabajo, esta última en una letra de tamaño más pequeño.

b) Los ejes, los cuales deben ser correspondientes con los de las plantas y sólo en los muros, NUNCA en las losas.

c) Cotas base para cada corte, preferentemente en la parte de abajo de los ejes. En este caso podremos acotar los ejes, dimensión general, divisiones principales y anchos de cimientos según sea el caso.

d) Cotas de nivel (altura) que precisen tanto el Nivel del Terreno Natural o NTN (siempre con el valor de ±0.00) como las alturas de piso terminado (APT) y los NPT (Nivel de Piso Terminado). También debemos destacar alturas importantes como alturas de techos, las cuales se designarán con el signo positivo (o negativo si estas están debajo de la cota ±0.00) más el valor de la altura. En este caso no se acotará mediante cotas normales sino que se realizará mediante cotas especiales que indican el nivel respectivo mediante una flecha. En el ejemplo de abajo se puede apreciar la aplicación de este tipo de cota.

e) Si tenemos escaleras dibujadas en nuestro corte y son visibles y/o están cortadas, dibujaremos las proyecciones de esta y además numeraremos los peldaños de estas de forma similar a las plantas.

f) Nombre de cada recinto visto en el corte.

En las imágenes siguientes vemos la aplicación de estas normativas de información en el proyecto de ejemplo:

Corte A-A’ del proyecto de ejemplo, con la información base aplicada.

Corte B-B’ del proyecto de ejemplo, con la información base aplicada.

Normas específicas de dibujo para los cortes

Otra información adicional que debemos dibujar en un corte de Arquitectura es lo siguiente:

a) El mobiliario dentro del proyecto que sea visible en el corte ya que esto nos dará una idea de la escala del proyecto y de la funcionalidad de cada recinto cortado. Es importante afirmar también que el mobiliario NUNCA debe ser cortado sino que SIEMPRE se verá de frente o de perfil, según sea la orientación en que realicemos el corte. Por normativa y razones obvias el único artefacto que puede ser “cortado” es la tina del baño y/o el receptáculo de ducha ya que están siempre están fijos, al igual que los muebles fijos de cocina. Para el caso del WC y lavatorio, en el dibujo de arquitectura NUNCA deben cortarse sino que basta con dibujarse de frente o perfil.

Los perfiles de los muebles pueden deducirse fácilmente usando la proyección ortogonal ya vista en el tutorial sobre métodos de proyección:

Obtención de una mesa con sillas de frente y de perfil a través de una vista en planta de estos, utilizando proyección ortogonal.

b) Personas, para dar la idea de la escala y el emplazamiento del proyecto.

En las imágenes de abajo vemos el proyecto de ejemplo del principio y esta vez se le han realizado 4 cortes para mostrarlo, además vemos sus representaciones en 3D y aplicaciones de todo lo tratado en este apunte en los planos finales de cada corte.

Plantas finales del proyecto de ejemplo, junto con la indicación de los cortes A-A’, B-B’, C-C’ y D-D’.

Representación 3D y plano 2D del corte A-A’ del proyecto, con normativas finales aplicadas.

Representación 3D y plano 2D del corte B-B’ del proyecto, con normativas finales aplicadas.

Representación 3D y plano 2D del corte C-C’ del proyecto, con normativas finales aplicadas. En este caso puntual tenemos un medio corte o también llamado “corte-elevación”, ya que parte de esta última es visible en el plano.

Representación 3D y plano 2D del corte D-D’ del proyecto, con normativas finales aplicadas.

Ahora bien, si estamos dibujando cortes de un proyecto que será revisado por otras entidades (como por ejemplo las municipalidades), debemos agregar a los cortes lo siguiente:

a) Muros medianeros, perfil de vereda y de calle.

b) Elementos como mobiliario urbano, elementos arbóreos, vehículos y gente, para dar la idea de la escala y el emplazamiento del proyecto.

c) Elementos normativos como ejes medianeros, rasantes y otros según se especifique.

En las imágenes de abajo vemos un ejemplo de estas normativas específicas aplicadas en el corte A-A de nuestro proyecto de ejemplo:

Plano de ubicación del proyecto de ejemplo, con el corte A-A’ señalizado.

Representación 3D del corte A-A’ junto a su contexto.

Plano del corte A-A’ con el contexto y normativas municipales o de terreno incorporadas.

Otros tipos de cortes

Además del corte de Arquitectura propiamente tal, también existen otros cortes especiales que son:

1) De Escantillón, el cual es un corte que nos permite apreciar los sistemas, soluciones y las relaciones constructivas de los materiales y elementos en una o más fachadas del proyecto. Este corte es parte de los planos de detalles constructivos de un proyecto y se suele dibujar en escalas mayores como 1:20, 1:10 o 1:5 y por ende, se debe mostrar el mayor detalle posible además de la diferenciación de los materiales. En este corte deben especificarse los materiales a utilizar así como las dimensiones base de cada uno u otros datos técnicos.

Un corte escantillón no sólo se aplica a una fachada específica sino que incluso puede realizarse en todo el proyecto, tal como se aprecia en el ejemplo de abajo:

Este tipo de corte se debe indicar en la planta y usualmente en lugar de letras se utilizan números consecutivos como 1-1 (o 1-1’), 2-2 (o 2-2’), etc. El corte escantillón frecuentemente es un plano 2D pero también puede ser fugado o incluso en 3D, como se ve en la imagen de abajo:

Ejemplo de detalle escantillón en 3D.

2) Fugado o Perspectivado, el cual se ejecuta en perspectiva cónica y por ello nos permite ver los espacios interiores principales del proyecto además del corte mismo. Se suelen realizar a mano o en programas 3D especiales para ello.

3) En 3D, el cual es una variante del anterior que permite ver la perspectiva cónica, los espacios interiores del proyecto y a su vez los materiales y/o texturas aplicados a este, además de elementos complementarios al proyecto como iluminación, mobiliarios y revestimientos. Se suelen realizar en programas 3D especiales para ello.

Planimetría 01b: Representación en planta de Mobiliarios

Representación de elementos en planta (parte 2)

En este apunte se muestran las representaciones de los principales objetos en una planta de Arquitectura, en base principalmente a la norma internacional DIN. Cabe destacar que estas representaciones se usan principalmente en dibujos a mano, puesto que en AutoCAD y otros software tendremos una gama mucho más variada y detallada que lo mostrado en este apunte.

Al ser dibujos a mano debemos considerar el principio fundamental para dibujar el mobiliario: siempre debe ser SIMPLE de realizar ya que la idea es representar mediante estos el espacio que se está definiendo.

Representación de mesas, sillas y comedor en planta:

Representación de mesas según su tipo y forma:

Representación de sillas:

Por norma las mesas y sillas se dibujan separadas para indicar la escala de estos respecto al espacio, en caso que por espacio u otro factor esto no sea posible las sillas se pueden dibujar metidas en la mesa hasta la mitad.

Representación de sillones y sofás en planta:

Representación típica de living y estar en planta:

En el caso del living, por norma se debe dibujar junto con la mesa de centro, y un sofá con uno o dos sillones. También se puede dibujar un sofá en “L” más la mesa de centro.

Representación de camas y dormitorios en planta:

Por normativa el dormitorio siempre debe dibujarse con veladores y la cantidad de estos dependerá de cada “plaza” de la cama. Las camas pueden ser de 4 tipos:

– 1 plaza: largo de 190 a 210 cms. 80, 90 o 105 cms de ancho.

– 1 ½ plazas: largo de 190 a 210 cms. 110, 120 o 135 cms de ancho.

– 2 plazas: largo de 190 a 210 cms. 140, 150 o 160 cms de ancho.

– King size: largo de 200 a 210 cms. 170, 180, 190 o 200 cms de ancho.

En cuanto a la cantidad de veladores, se deben dibujar: 1 en caso de camas de 1 y 1 ½ plazas, y 2 si tenemos camas de 2 plazas y King Size. En este último caso van uno en cada lado.

Representación de mobiliario en planta según norma alemana DIN (Deutsches Institut für Normung):

Representación de armarios empotrados en planta:

En este caso cabe destacar que sólo están afectos al corte los armarios empotrados, en el caso de los muebles de armario o clóset NUNCA se deben dibujar cortados pues parecería que fueran parte de la construcción. En estos casos se pueden representar como rectángulos o como rectángulos con las hojas de las puertas, según los esquemas de abajo:

También se suele añadir el texto “CL” en este tipo de mobiliario (empotrado o no) para designarlos como clósets.

Representación de baños en planta (standard según RIDAA):

En el caso de los baños es importante mencionar que en el caso de los lavatorios, lavaderos, bidet, ducha y tinas SIEMPRE se debe dibujar el agujero de desague ya que son visibles en planta y nos ayudan a definir mejor el objeto.

Representación de baños en planta (según NCh2217):

Representación de otros elementos en planta:

Las cocinas deben representarse según la cantidad de quemadores que esta tenga (pueden tener 2, 4 o 6 quemadores) y los centros de los círculos deben estar alineados entre sí aunque las medidas de estos sean diferentes.

Los lavaplatos pueden representarse con o sin grifería pero se recomienda agregarla para tener una mejor comprensión del objeto.

Los hornos microondas son simples de representar ya que básicamente son rectángulos aunque en este caso, debemos distinguir 3 elementos base: el cuerpo de este, la puerta y el panel de botones del lado derecho.

En el caso del refrigerador además de lo expuesto arriba también se puede representar mediante un rectángulo, pero en este caso se le debe agregar un texto que indique que es un refrigerador, en este caso se debe designar mediante la letra F (freezer) la cual irá en el centro del rectángulo.

En el caso de una TV antigua o CRT se debe considerar que la medida del fondo de este es de al menos 40 cms.

Bibliografía utilizada:

– Instituto Nacional de Normalización, http://www.inn.cl.
– Norma Chilena NCh745, representación de materiales y elementos en planta.
– International Organization for Standarization, ISO: http://www.iso.org.
Cómo interpretar un plano, Juan de Cusa, Monografías CEAC construcción.

 

Planimetría 04: Representación en planos de muros, puertas y ventanas

En este pequeño apunte se muestran las representaciones de los principales objetos en una planta de Arquitectura, en base principalmente a la NCh745 para el caso de las puertas y ventanas. Cabe destacar que estas normas son válidas tanto para el dibujo a mano como mediante software.

Representación de muros en planta y corte

En el caso de la Arquitectura la representación de muros más utilizada es la línea de contorno sin relleno. Esta debe ir valorizada según la importancia jerárquica o estructural del elemento. Este tipo de representación es válido tanto en planta como en cortes de un proyecto.

Los ejemplos de abajo muestran la aplicación de esta línea en dibujo a mano y mediante CAD:

En estos dos ejemplos vemos muros pintados totalmente en negro, aunque este tipo de representación es más usada en los cortes de un proyecto:

Este tercer ejemplo nos muestra la planta de la basílica de San Juan de Banos, dibujada mediante el uso de achurados:

En este último ejemplo vemos una solución más actual ya que se valorizan las líneas de los muros y a su vez se achuran o pintan los interiores con tonos más claros (de preferencia gris).

Representación de puertas en planos

Representación en planta:

Como sabemos, las puertas tienen por función delimitar espacios específicos y a la vez nos permten entrar o salir hacia o desde estos. Es importante mencionar que en la puerta vista en planta SIEMPRE se representará el recorrido de la puerta y el muro deberá cerrarse. Esto se puede entender mejor a partir del siguiente esquema:

La puerta representada en planta consta de dos partes que son:

1) La hoja de la puerta, la cual es la puerta misma vista en planta y que comúnmente se representa mediante un rectángulo donde vemos su largo y grosor.

– Medidas usuales de largo de puerta: 55, 60, 65, 70, 75, 80, 85 y 90 cms. En el caso de la puerta de entrada debe ser de por lo menos 80 cms.
– Medidas usuales de grosor de puerta: usualmente de 5 a 7 cms, aunque puede ser mayor según el diseño de la puerta.

2) El recorrido de la puerta, el cual corresponde al giro que esta realiza al abrirse o cerrarse desde su punto de pivote. Por lógica debe ser de ¼ de círculo o también se puede representar mediante una línea diagonal en 45°, aunque se recomienda la primera opción ya que nos muestra el proceso de abertura-cierre de manera realista.

Tipos de puertas

En la siguiente imagen podemos ver representaciones típicas de diferentes tipos de puertas:

En el caso de la puerta de vaivén también su recorrido se puede mostrar competo, es decir, en ángulo de 180° y con la puerta abierta en su totalidad.

Ejemplo de puerta simple.

Ejemplo de puerta doble.

Ejemplo de puerta de vaivén.

Ejemplo de puerta corredera.

Representación de puerta plegable o de movimiento compuesto, utilizada principalmente en clósets empotrados:

La puerta compuesta debe dibujarse proporcionalmente, es decir, que la suma de la dimensión de cada una de sus partes nos dé el total del vano a cubrir. En escalas mayores se dibujará el grosor de las puertas y se unirán en un extremo el cual será el punto de pivote o giro.

Ejemplos de puertas compuestas o plegables.

Normativas básicas para su dibujo en planta

a – Siempre se deben dibujar la puerta junto a su recorrido, nunca solamente la puerta.

b – El vano de la puerta NUNCA debe dibujarse puesto que parecería un antepecho de ventana.

c – En el caso de las puertas que sean dibujadas en escalas mayores como 1:25, se deben mostrar los marcos de esta ya que son visibles en estas escalas.

d – Las puertas se pueden dibujar abiertas totalmente (en 90°) o semiabiertas, NUNCA se deben dibujar cerradas pues parecerían ventanas fijas.

e – El recorrido debe valorizarse con trazos muy finos pues es parte de la información y no del proyecto mismo.

f – En caso que tengamos un tratamiento de piso o pavimento este SIEMPRE debe dibujarse en todo el espacio ya que si no dibujamos el espacio entre el recorrido y el vano estamos indicando que ese es el diseño del pavimento, lo cual no tiene sentido.

Representación de puertas en corte:

A diferencia de la planta, las puertas en corte se representan cerradas. Es importante mencionar que en la puerta vista en corte SIEMPRE se verá el marco y luego el vano en que se enmarca esta. Esto se puede entender mejor a partir del siguiente esquema:

Y dependiendo de la escala utilizada, podremos ver el marco de esta o no. En escalas mayores veremos otros detalles importantes como las manillas.

Representación de ventanas en planos

Representación en planta:

Al ser vista en planta las ventanas siguen normas similares a las puertas, pero con la diferencia que en este caso tendremos más variantes y además deberemos dibujar SIEMPRE el antepecho de estas, estén las ventanas abiertas o cerradas en el plano. El antepecho debe ser una línea fina, ya que no es parte del muro cortado. Para entender mejor esto podemos interpretar las ventanas en planta a partir del siguiente esquema:

Los tipos de ventana básicos en planta son:

Fijas, es decir, que no se abren y por lo tanto permanecen fijas en el muro y/o tabique. Si estas ventanas llegan hasta el piso estas se llaman ventanales fijos.

Ejemplos de ventana fija.

Ejemplo de ventanal fijo.

Batientes, es decir, ventanas que se pueden abrir de forma similar a las puertas. La abertura dependerá del diseño de la ventana y del número de ventanas que se abren.

Ejemplos de ventana batiente.

Correderas, es decir, ventanas que se abren deslizándose mediante rieles y que por lógica la abertura abarcará la mitad del vano. En este caso puntual estas siempre se traslapan en el marco. Si estas ventanas llegan hasta el piso estas se llaman ventanales correderos.

Ejemplo de ventana corredera.

Ejemplos de ventanales correderos.

– De Pivote, es decir, la ventana se abre mediante un punto de pivote específico (usualmente en el medio de esta). En este caso se representarán en planta mediante ventanas fijas o podremos indicar su trayectoria o recorrido. Si estas ventanas llegan hasta el piso estas se llaman ventanales de pivote.

Ejemplos de ventana de pivote.

Ejemplos de ventanal de pivote.

En la siguiente imagen podemos ver representaciones típicas de ventanas:

Debemos recordar además que dependiendo de la escala debemos mostrar más o menos detalles en la ventana. En escalas como 1:100 sólo nos bastarán 2 líneas indicando el “grosor” del marco, mientras que en 1:50 ya nos aparecerán los lados de los marcos que están “cortados” por la planta y quizás una línea que representa el vidrio. En escalas mayores y/o en planos de detalle ya podremos ver el grosor del cristal o vidrio y otros detalles, como el diseño de la ventana mismo y los rieles en el caso que se dibuje una ventana corredera.

En el caso de los ventanales, se representarán mediante ventanas correderas y se deberá dibujar la línea de riel según la escala. En los ventanales no se debe dibujar el antepecho ya que debido a su diseño, este tipo de ventanas suele llegar al piso.

Los grosores usualmente utilizados en las ventanas son:

Grosores de vidrios:

– 3 y 5 mm (viviendas)
– 8 y 10 mm (edificios y otros usos).

Grosores de marco:

– 3, 5 y 7 cms (viviendas y ventanales).
– 7 a 10 cms (ventanales, edificios y otros usos).

En el caso de las ventanas correderas y/o ventanales se deben considerar dos marcos como grosor total.

Representación en corte:

En el caso de las ventanas su representación en corte será muy similar a la planta, ya que el marco y el vidrio suelen compartir los mismos grosores que en planta. Es importante mencionar que en la ventana vista en corte SIEMPRE se verá el marco y luego el vano en que se enmarca esta. Esto se puede entender mejor a partir del siguiente esquema:

En el caso de las ventanas fijas, batientes y de pivote, estas se mostrarán cerradas de forma similar a la planta. En el caso de las ventanas correderas, estas se representarán por ventanas continuas y adyacentes, y una de ellas se dibujará cortada.

En el caso de los ventanales, la representación será muy similar pero con la diferencia que estos no tienen antepecho ya que suelen llegar directamente al suelo.

Bibliografía utilizada:

– Instituto Nacional de Normalización, http://www.inn.cl.
– Norma Chilena NCh745, representación de materiales y elementos en planta.
– International Organization for Standarization, ISO: http://www.iso.org.
Cómo interpretar un plano, Juan de Cusa, Monografías CEAC construcción.