Planimetría 08: corte escantillón en Arquitectura

Definimos de forma general como un “escantillón” a una regla o patrón a seguir para el trazado, construcción o fabricación de un objeto o pieza. La palabra procede directamente del francés escantillon, que literalmente quiere decir “patrón de medida”.

Funciones de un escantillón

– La primera función de los escantillones es estandarizar las medidas o dimensiones de dos objetos, y así poder decir que ambos son realmente similares.

– La segunda función de los escantillones es eliminar la repetición del proceso de fabricación de un objeto cuando queremos realizar otro similar o de su misma clase. Por ejemplo, si un carpintero realiza una puerta y quisiera hacer otra igual, sin la existencia del escantillón tendría que medir todo de nuevo para hacer el trabajo. Con el escantillón ya tiene el diagrama base para realizar la nueva puerta.

Tipos de escantillón

Regla Escantillón: se utiliza para el aparejo de bloques de ladrillos en la confección de un muro. Esta regla consta de dos varas verticales en las cuales se marcan las alturas de las hiladas para luego, por medio de una lienza entre estas, guía al albañil en la colocación de cada bloque asegurando horizontalidad y regularidad en las hiladas.

Corte Escantillón: utilizado principalmente en planos de arquitectura y estructuras. Este corte representa la materialidad, dimensiones y estructuración de un muro tipo. En este corte se grafican elementos constructivos como por ejemplo el tipo de pavimento, forma del alféizar, fundación tipo, vigas, cielo y cubierta.

En este apunte veremos conceptos referentes a este último.

El corte Escantillón

Definimos como Corte Escantillón a un corte bidimensional especial el cual, a diferencia del corte tradicional de Arquitectura, deberá pasar por una o más fachadas de la edificación e indicar y destacar todos los elementos presentes en la solución constructiva de este (estructura y terminaciones), partiendo desde la cimentación hasta la estructura de techo. Este tipo de corte usualmente no se dibuja en toda la edificación debido a que se trabaja en escalas mayores que un corte de arquitectura tradicional, por lo cual se suele cortar en uno de sus extremos para indicar continuidad de la edificación.

Este tipo de corte puede reflejarse en los siguientes ejemplos:

Ejemplo de tres cortes escantillón diferentes de un mismo proyecto.

Ejemplo de corte escantillón dibujado a mano alzada.

Al igual que en el caso de las plantas, un corte escantillón puede representarse tridimensionalmente ya sea a través de una maqueta física o de un modelo tridimensional virtual.

Maqueta de detalle de un corte escantillón de una estructura de madera.

Maqueta virtual de un corte escantillón en un proyecto.

Un aspecto intereresante de un corte escantillón es que este tipo de representaciones tridimensionales nos permite apreciar de forma directa los sistemas constructivos presentes en la edificación puesto que son tal como se configuran en la realidad (en obra), de acuerdo con el siguiente ejemplo:

Corte escantillón bidimensional y su representación en la realidad (en el ejemplo se ha modelado en 3D).

Normas base para su representación

Para poder dibujarlo correctamente, en un corte escantillón debemos considerar lo siguiente:

– Como el corte escantillón es un corte tridimensional de una sección detallada de una edificación, debemos cortar (y por ende definir) TODOS los elementos constructivos presentes, desde los cimientos hasta la estructura completa de la techumbre. Por esto mismo, el corte escantillón estará a una escala mucho mayor que el corte tradicional y consecuentemente deberemos dibujarlo con mayor detalle. Las escalas en que se suelen trabajar los cortes escantillón son:

1:25.
1:20.
1:10.

Por ello, el corte escantillón NO es un simple “ZOOM” respecto al corte tradicional de Arquitectura pues, al estar en mayor escala, debemos necesariamente mostrar elementos que no se aprecian en el corte tradicional. Por ejemplo, si dibujamos la zona de los cimientos en un escantillón, además de la zapata y el sobrecimiento debemos considerar el emplantillado, el terreno y los materiales que componen el cimiento como por ejemplo, bolones o la enfierradura. Esto puede apreciarse mejor en el ejemplo siguiente:

– Un corte escantillón siempre deberá mostrar las materialidades principales de los elementos que componen la solución constructiva mediante áreas y/o simbologías, de manera sobria y sin exagerar los detalles. Se deberá cuidar el exceso de áreas o hatch pues hará más confuso el corte.

Simbologías tradicionales (hatch) más utilizadas para definir materialidades en un corte escantillón:

De todas estas es importante destacar la simbología de la madera ya que en un corte escantillón el corte de esta se debe representar mediante sus dos diagonales internas formando una cruz (de forma similar al símbolo de “vacío” en una la planta de Arquitectura), de acuerdo con el ejemplo siguiente:

– La valorización del corte escantillón deberá estar muy bien cuidada puesto que ya que NUNCA debe ser la misma que la de un corte tradicional de Arquitectura, ya que las escalas de trabajo no son las mismas. Al igual que en un plano de Arquitectura normal, un corte escantillón SIEMPRE deberá valorizarse, destacándose siempre el corte mismo por sobre otros elementos como los textos o el terreno. También se suelen agregar personas y/o mobiliarios para definir la escala en este.

– Un corte escantillón deberá indicar mediante textos y de forma clara el nombre de los materiales y en algunos casos (como por ejemplo los cerámicos) las dimensiones principales de estos. Los elementos deberán indicarse mediante flechas, y se debe cuidar la proporción de los textos ya que textos desordenados, muy grandes o muy pequeños dificultarán la lectura del corte. En el caso que debamos especificar las medidas de la madera en este, las dimensiones de esta siempre se deberán indicar en pulgadas (1″=2.54 cms).

– Debido a la escala del corte, lo ideal es colocarlo en posición vertical en la lámina y utilizar formatos grandes como A0 o A1. Si por tamaño y/o espacio el corte escantillón no cabe de forma completa, se puede cortar siempre y cuando no se interrumpa el desarrollo de este. Si el proyecto es de más de dos pisos, se puede cortar en cada piso siempre y cuando se respete el desarrollo completo de la solución constructiva. De preferencia se debe cortar en muros llenos o en medio de las ventanas o puertas.

En el ejemplo se marca una zona de corte en la ventana del escantillón para que pueda encajarse en la lámina donde notamos que la altura total de este es más pequeña. Nota: el corte debe indicarse mediante líneas, no debe señalizarse mediante flechas (la indicación “señalización de corte” mostrada en este ejemplo es sólo referencial).

– Un corte escantillón siempre se debe representar en la planta de manera similar a un corte tradicional aunque en este caso no se debe pasar por toda la planta, sino que por el muro o vano en que realizamos el escantillón y utilizando la siguiente nomenclatura: 1-1′, 2-2′, etc. según la cantidad de cortes que realicemos. También se puede representar mediante nomenclaturas como E1-E1′, E2-E2′, etc. No se deben representar mediante letras directas puesto que en planta se confundirían con los cortes de Arquitectura tradicionales como A-A’, B-B’, C-C’, etc.

– Por normativa un corte NO debe pasar sólo por los muros de la fachada, sino que además deberá dar cuenta de elementos como vanos de puertas, ventanas y elementos de techumbre. Además, siempre debemos definir la solución de la techumbre de la edificación aunque en la planta la representación no la muestre.

Este es el final de este apunte.

Planimetría 04b: Representación en planos de escaleras y rampas

En este apunte se muestran las representaciones de los principales objetos en planos de Arquitectura, en base principalmente a la NCh745 para el caso de escaleras y rampas. Cabe destacar que estas normas son válidas tanto para el dibujo a mano como mediante software CAD.

Representación de escaleras

Las escaleras en general son fáciles de representar en planta ya que nos basta conocer la medida de un “peldaño” para luego definirla de forma completa completa mediante repeticiones de este. Una escalera consta de las siguientes partes:

1- Peldaño, el cual es la estructura o superficie donde una persona puede colocar sus pies y luego ir ascendiendo o descendiendo mediante estos, ya que suelen ubicarse a alturas constantes y controladas. Cada grupo de peldaños que llega a un descanso (o plataforma) se le denomina tramo.

2- Huella, la cual corresponde al espacio o ancho del peldaño donde se coloca el pie. La huella debe tener al menos 20 cms para permitir el pie, aunque lo usual es 25 o 28 cms.

3- Baranda, la cual es un soporte lateral para apoyar los brazos al ir ascendiendo y puede ir en uno o ambos lados de la escalera. Su grosor usual es de 5 a 7 cms.

4- Contrahuella, la cual es la altura de cada peldaño y no se ve en planta sino que sólo de perfil o frente. Esta debe ser de al menos 15 cms y no mayor a 18,5 cms. Medidas mayores dificultarán el ascenso de la persona.

Tipos de escaleras

Las escaleras se definen según su forma y por ello tenemos 5 tipos básicos que son:

Rectas, la más común y más usada en casas y algunos edificios.

En forma de “L”, la más usada en casas y edificios junto con las escaleras rectas.

Soluciones típicas en planta para descansos y/o quiebres, en escaleras en “L”:

De izquierda a derecha: dos peldaños en diagonal, tres peldaños en diagonal y peldaño o plataforma de descanso.

En forma de “U”, la más utilizada en edificios debido a su versatilidad y su relativo ahorro de espacio, y también se usa en algunos tipos de casas. En los edificios este tipo de escaleras suelen tener un peldaño mucho más grande llamado descanso.

Soluciones típicas en planta para descansos y/o quiebres, en escaleras en “U”:

De izquierda a derecha: peldaños diagonales (sin descanso o directa) y con descanso. Por norma el ancho mínimo de un descanso es de 90 cms.

De espiral o de caracol, no muy utilizada ya que es insegura y complicada de utilizar a la hora de trasladar enseres, pero tiene la ventaja de ahorrar espacio ya que no suele tener grandes dimensiones. Este tipo de escalera suele tener un ángulo recto ya que la forma en planta de esta en la mayoría de los casos es de ¾ de círculo. También se dibuja con un pilar al centro (o “center pole”) el cual también es redondo (usualmente de 10 cm de diámetro).

Verticales, las cuales son las más conocidas ya que para ascender por ellas se debe hacer de forma vertical y por ello es que su huella es muy pequeña (menos de 10 cms) y no es muy utilizada como escalera fija en casas o edificios debido a su dificultad de ascenso, pero es la más común a su vez ya que se suelen usar en otras tareas (por ejemplo para subir al techo), y pueden ser de un solo tamaño o plegables. Estas escaleras suelen ser transportables.

Por lógica y utilizando la proyección ortogonal tendremos las siguientes relaciones de las partes de la escalera respecto a la planimetría:

– En planta siempre veremos las medidas reales del ancho de cada peldaño y la huella de cada uno, y de forma proyectada veremos la baranda.

– En frente siempre veremos las medidas reales de la contrahuella y y el ancho de cada peldaño, y de forma proyectada la baranda.

– En corte o perfil siempre veremos las medidas reales de la contrahuella, la huella y la baranda, ya que esta suele ir en diagonal y en el sentido del ascenso.

Normas base para el dibujo de escaleras

Para dibujar las escaleras deberemos tomar en cuenta las siguientes normativas:

– Los dibujos de escaleras en planta deben cortarse a la altura del séptimo peldaño al ir de piso a piso. El resto de la escalera a partir de ese corte se deberá dibujar de forma proyectada (segmentada).

– En la planta el sentido del ascenso debe marcarse con una línea continua tomando como base el punto medio de los peldaños de la escalera. La intersección de esta flecha con el primer peldaño debe marcarse con un punto, un círculo o un par de rayas paralelas.

– Los peldaños deben numerarse indicando el sentido del ascenso. Esto se aplica a todas las vistas de la escalera (planta, frente y perfil). En el caso del frente y perfil, los números van encima de la huella de cada peldaño.

– En la planta, la escalera en el piso final generalmente se ve de forma completa, sin proyecciones de ningún tipo.

Representaciones de escaleras en diferentes vistas

En las siguientes imágenes podemos representaciones típicas y esquemáticas en planta, frente y perfil de los diversos tipos de escaleras, además de la normativa básica aplicada en ellas:

Normativa y representación en planta, corte y frente de una escalera recta.

Normativa y representación en planta, perfil y frente de una escalera en “L”.

Normativa y representación en planta, perfil y frente de una escalera en “U”, con descanso.

Normativa y representación en planta, perfil y frente de una escalera en “U”, sin descanso (directa).

Normativa y representación en planta y perfil de una escalera en espiral o caracol.

Representación de rampas

Las rampas siguen normas similares a las escaleras pero con la diferencia que estas NO tienen peldaños sino que son una sola superficie donde el ascenso es continuo. Debido a que las rampas no tienen peldaños, la altura salvada por cada tramo será mucho más baja en comparación a una escalera y por ende el tramo deberá ser mucho más largo respecto a esta. Sin embargo, las rampas son de mucha utilidad ya que permiten el ascenso de personas discapacitadas ya que les sería muy difícil el hacerlo por las escaleras.

Los tipos principales de rampas que encontramos en Arquitectura son:

Rampas Rectas, las cuales son las más utilizadas (sobre todo en estaciones o paradas).

Rampas en forma de “L”, utilizadas en edificios. Por lógica, en la esquina deberá tener un descanso plano antes del siguiente tramo.

Rampas en forma de “U”, utilizadas en edificios. Por lógica, en la esquina deberá tener un descanso plano antes del siguiente tramo.

Debido a las limitaciones de la rampa y el uso, estas deberán tener una pendiente máxima que facilite el ascenso de la persona (usualmente es un 12% o menos, dependiendo de la longitud del tramo).

Pendiente de una rampa

La pendiente se define como el grado o ángulo de inclinación de la rampa respecto a la horizontal la cual es expresada en porcentaje, y dependerá del largo de la rampa y de la altura a la que asciende el tramo. Por ello podemos determinar la pendiente de la siguiente forma:

Porcentaje de pendiente = largo de la rampa / altura.

Por ejemplo, si un tramo de rampa mide 6 mts de largo y asciende 0.6 mts, su pendiente se calcula de la siguiente manera:

6 / 0.6 = 10 => 10% de pendiente.

Esto se puede graficar en el siguiente esquema:

Por lo tanto podemos inferir que:

100% de pendiente => el largo de la rampa coincide con la altura, el ángulo de inclinación de la rampa es de 45°.
50% de pendiente => la altura es la mitad del largo de la rampa, el ángulo de inclinación de la rampa es de 27°.

Normativas para dibujo de rampas

– El sentido del ascenso de la rampa debe marcarse con una línea continua y con flecha, de forma similar a la escalera.

– Como en las rampas no hay peldaños, las cotas de altura de la rampa deben marcarse en la planta y en el corte, además en este último debe ir expresado el porcentaje de pendiente (inclinación) de la rampa.

Bibliografía utilizada:

– Instituto Nacional de Normalización, http://www.inn.cl.
– Norma Chilena NCh745, representación de materiales y elementos en planta.
– International Organization for Standarization, ISO: http://www.iso.org.
Cómo interpretar un plano, Juan de Cusa, Monografías CEAC construcción.

 

Dibujo Técnico: convenciones sobre el dibujo de Arquitectura

Acerca del dibujo arquitectónico

Como ya sabemos, la expresión gráfica que se utiliza en la Arquitectura está definida por un conjunto de especificaciones y normas y a la vez estas son parte de lo que conocemos como dibujo técnico.

El ojo humano está diseñado para ver en 3 dimensiones: largo, alto y ancho. Sin embargo, estas sufren distorsión dependiendo de la distancia y la posición donde esté situada la persona respecto al objeto que se observa. Por lógica no podríamos construir ese objeto si lo dibujásemos “tal cual” lo vemos, ya que para ello fuera posible el objeto tendría que mantener su verdadera magnitud y forma y esto no es posible en este tipo de proyección. Este sistema de proyección se conoce como proyección cónica, debido a que el ojo enfoca los objetos desde un punto de observación y los envuelve mediante un cono virtual. Si bien su desventaja principal es que no podremos construir el objeto visto, en muchas ocasiones nos bastará un solo dibujo para que podamos entender el objeto en su totalidad ya que este nos mostrará la forma “tridimensional” de este.

dibujo_arq01

Proyección de tipo cónica o real del ojo humano

Por esto mismo es que en dibujo arquitectónico una de sus convenciones o normas principales es que la proyección de los objetos debe mostrar su tamaño y forma verdaderos para así poder ser medidos y luego construidos. Por esto mismo es que gracias a la geometría descriptiva se ha logrado establecer un sistema de proyección que consiste en que frente al observador se ubica en un plano imaginario donde su campo de visión es perpendicular al objeto observado. Este tipo de proyección se conoce como proyección ortogonal.

dibujo_arq02

Proyección del plano perpendicular u ortogonal.

La ventaja de este sistema es que el objeto no se distorsiona respecto a la posición del observador ya que siempre será un plano paralelo a la cara que se proyecta, además que por supuesto los objetos mantienen su verdadera magnitud y forma lo cual permitirá que sea construido. Sin embargo, la principal desventaja de esta proyección es que el objeto no puede ser interpretado de forma íntegra con un solo dibujo, ya que se requieren de varias “vistas” para comprender el objeto en su totalidad. A partir de este tipo de proyección nace el concepto de “plano” de arquitectura.

Tipos de Planos básicos en Arquitectura

A partir de lo anterior, podemos deducir fácilmente que para la construcción de un proyecto de Arquitectura, ya sea vivienda, edificio o remodelación, primeramente debemos realizar muchos dibujos o “vistas” ya que como sabemos, debemos mostrar la mayor información posible al constructor o ejecutor de este. En arquitectura tenemos los siguientes tipos de planos:

a) Planta: una “planta” se define como una representación bidimensional que nos muestra el tamaño de los espacios internos y la estructura de un proyecto, además del entorno que lo circunda.  En realidad la planta es un corte que se realiza mediante un plano imaginario horizontal, el cual está a 1,00 o 1,20 mts. de la línea del terreno. En este corte podremos ver el largo, ancho y el espesor de los elementos que lo componen, particularmente la estructura.

dibujo_arq04

Esquema del concepto planta

dibujo_arq04b

Planta desarrollada a mano, a partir del concepto anterior.

Por normativa las líneas correspondientes a la estructura de la planta siempre deben ir más gruesas, para indicar cercanía al observador.

b) Cortes: una corte se define como una representación bidimensional que nos muestra la estructura, dimensiones y alturas principales del interior de una edificación. Un corte se realiza mediante un plano imaginario vertical, el cual traspasa en su totalidad el proyecto y su entorno o terreno. En este corte podremos ver el largo (o ancho, según dónde pase el corte), alturas y el espesor de los elementos que lo componen.

dibujo_arq04c

Esquema del concepto corte.

Las líneas que representan elementos estructurales “cortados” como vigas, losas y fundaciones deben ser gruesas para indicar cercanía. Los cortes pueden ser longitudinales (si pasan por el lado más largo de la edificación) o transversales.

dibujo_arq04d

Por normativa, las líneas y los sentidos de los cortes deben ser indicados en la planta.

c) Elevaciones: una elevación se define como una representación bidimensional que nos muestra la forma, materialidad y las dimensiones principales de una “fachada” o cara de una edificación. La elevación se realiza mediante un plano imaginario vertical, el cual está a una distancia determinada y por lo general es paralela a la cara que representa. En esta podremos ver el largo, ancho y las alturas de los elementos que la componen.

dibujo_arq05

Esquema del concepto elevación.

dibujo_arq05b

Elevaciones o caras resultantes del ejemplo de arriba.

Los elementos que están más cercanos al espectador deben ir más gruesas, para indicar cercanía a este. También se suele dibujar la materialidad de cada cara.

dibujo_arq05c

La elevación proyectada en el plano horizontal genera la llamada “planta de techumbre” o también denominada “quinta Fachada”.

d) Detalles constructivos: son fundamentales en el proyecto ya que nos determina la calidad y las características de ciertos elementos en un edificio, los cuales con componentes unificados que forman un todo. Los detalles constructivos componen más del 90% del proyecto ya que con ellos se les guía a los ingenieros, arquitectos, proyectistas, constructores y a otros participantes del proceso de construcción.

dibujo_arq03

Detalle constructivo de una fundación, mostrando el sistema constructivo e indicaciones de material.

Uno de los detalles más utilizados en arquitectura es el denominado Corte Escantillón, el cual es usado para determinar la materialidad, las dimensiones y la estructura de un “muro tipo” que se utilizará en el proyecto. En este corte podemos definir detalles como el tipo de fundación, tipo de cielo, composición de los pisos, forma del alfeizar de la ventana, estructura de la techumbre entre otros. Este corte debe contener todos los elementos del muro, desde la fundación hasta el sistema de techumbre. En este tipo de cortes se suele indicar el material, tanto su nombre como detalles anexos como por ejemplo el espesor o el tipo a utilizar.

dibujo_arq03a

Corte escantillón de un recinto que nos muestra los detalles de su materialidad, sistema constructivo e indicaciones. Tomada de la web http://www.catalogoarquitectura.cl.

dibujo_arq03b dibujo_arq03b2

Ejemplo concreto de un corte escantillón, que nos muestra su corte original 2D y luego su contraparte real, en obra. Imagen tomada de la web: http://www.monografias.com.

Composición de un dibujo a mano alzada

Si bien los planos suelen dibujarse mediante instrumentos de dibujo o de forma digital mediante software como AutoCAD, los arquitectos y constructores también suelen trazarlos a mano alzada ya que la idea de estos dibujos es expresar las primeras ideas y conceptos que se tienen respecto al diseño, crear el prototipo para el levantamiento o para pasos constructivos previos. Para trazar viviendas a mano alzada debemos seguir una serie de pasos que son los siguientes:

– Definimos los trazos base o líneas principales de nuestro dibujo, usando un lápiz fino. Definiremos dimensiones principales y alturas, proporcionándolos mediante el método del lápiz.

dibujo_arq06a

– Detallamos con el mismo lápiz los detalles principales del dibujo en base a las líneas realizadas anteriormente.

dibujo_arq06b

– Definimos el dibujo repasando los detalles con lápices más gruesos. En este caso debemos tomar en cuenta que los volúmenes cercanos al espectador deben ir en lápiz grueso, mientras que los elementos lejanos irán con lápiz delgado.

dibujo_arq06c

Para un trazado correcto y proporcional de nuestro dibujo a mano alzada utilizaremos el método más popular de medida, también llamado método del lápiz. Este consta de los siguientes pasos:

dibujo_arq07

– Levantando y extendiendo el brazo y el lápiz a la altura de los ojos, lo situamos sobre la parte del modelo que deseamos medir.

– Luego desplazamos el dedo pulgar de modo que la parte visible del lápiz coincida con nuestra medida.

– Finalmente trasladamos esa medida dada por el lápiz a nuestro dibujo.

Para que el resultado sea óptimo debemos estar siempre en la misma posición, ya que el alterar esta modificará irremediablemente la proporción asignada.

Planimetría 07: Definir escaleras en corte y/o perfil a partir de su planta

En este apunte de planimetría se explicará la manera más simple de obtener el perfil o el corte de una escalera a partir de su planta dibujada. Para ello utilizaremos el método de proyección de vistas como técnica y esta es válida tanto si dibujamos a mano como por software 2D.

En este caso se muestran dos ejemplos concretos: el primero es la obtención del perfil (o corte) de una escalera recta y el segundo es el de una escalera caracol.

a) Definiendo una escalera recta

1) Una vez dibujada la escalera en planta, definiremos una línea paralela a su medida mayor y a una distancia arbitraria, pero de manera que esta sea superior la altura total de la escalera. Esta distancia nos servirá como “base” para colocar nuestra escalera en perfil.

escalera001

2) Proyectamos líneas perpendiculares respecto a la base dibujada anteriormente tomando como puntos de referencia el ancho de cada peldaño.

escalera002

3) Ahora proyectaremos líneas horizontales tomando como referencia la altura de la contrahuella según la definida en el proyecto (la altura de esta varía entre 15 y 20 cms). La cantidad de líneas que realizaremos en total corresponderá al total de peldaños (en el ejemplo la escalera tiene 12 peldaños) pero también debemos incluir la línea que corresponde al terreno.

escalera003

Por lo tanto, el total de líneas horizontales que debemos dibujar para definir nuestra escalera serán la cantidad de peldaños “más uno” (el terreno).

Nota: si tenemos alguna contrahuella de altura diferente, por norma debemos considerarla siempre en el primer peldaño de la escalera.

4) Ahora proyectamos líneas horizontales hacia abajo, tomando como referencia la altura de cada contrahuella para definir la altura de cada peldaño. En este caso realizaremos en el total de peldaños, partiendo siempre desde desde el más alto.

escalera004

5) Recortamos las líneas horizontales proyectadas mediante trim (si usamos AutoCAD) o las borraremos (si dibujamos a mano) para definir los peldaños de la escalera. Como lo antes definido en 4), es recomendable partir siempre por el peldaño más alto.

escalera005

Con esto daremos forma a los peldaños específicos de nuestra escalera los cuales serán afectos a nuestro corte.

6) Seguimos borrando la escalera para terminar de definirla. Podemos dibujar el soporte lateral de esta de forma fácil basándonos en la medida de la huella del primer peldaño (A). Copiamos la altura de la contrahuella en la parte superior (B) y dibujamos una línea entre estos dos puntos (C).

escalera006

7) Valorizamos los peldaños que están afectos al corte, borramos las líneas verticales de referencia y de esta forma obtenemos la escalera sin mayor problema.

escalera007

8) Podemos complementar y enriquecer nuestro dibujo añadiendo detalles extras a la escalera como las barandas, soportes y nomenclatura (normativa) para finalizar el trabajo.

escalera008

Seguiremos con el resto de las escaleras mediante el mismo procedimiento. Una forma fácil de definir cualquier tipo de escalera en sus tres vistas principales es mediante el método de proyección ortogonal, ya que al incluir los planos respectivos y proyectar la estructura, podremos definir la escalera en su perfil/corte y también el frente de esta.

En el ejemplo se define el perfil/corte y el frente de una escalera en “U” mediante la proyección ortogonal desde la planta.

b) Definiendo una escalera de tipo caracol

Las escaleras de tipo caracol son un poco más complejas debido principalmente a su forma circular pero en este caso realizaremos acciones similares a las de cualquier otra escalera. Es decir, comenzaremos proyectando los peldaños de manera similar a las escaleras tradicionales pero en este caso, tomaremos los puntos de intersección entre este y la curva, de acuerdo a la secuencia siguiente:

En el siguiente diagrama se muestran los puntos a tomar respecto del pilar central de la escalera o también llamado “center pole“.

Una vez proyectados, procedemos a definir las alturas de los peldaños de igual forma que lo hacemos con una escalera normal a partir de un terreno ya definido:

Posteriormente definimos el grosor vertical respectivo de cada peldaño, comenzando siempre por el más alto:

Ahora definiremos cada peldaño en el perfil de acuerdo a lo que se visualiza en la planta de la escalera, ayudándonos con las proyecciones antes realizadas. Lo importante es tener en claro que el peldaño superior irá en el lado en que termina la escalera mientras que el inferior irá en el lado contrario, formando una espiral con todos los peldaños.

Para finalizar la escalera debemos definir los puntos interiores donde los peldaños se conectan con el center pole o pilar central. Para esto, tomaremos como referencia los puntos de intersección entre los peldaños y este, y los proyectamos hacia abajo:

En el siguiente diagrama ampliado se muestran los puntos a tomar respecto del pilar central o también llamado “center pole“.

Una vez proyectados, procedemos a definir el inicio de cada peldaño respecto del pilar central o center pole. Es importante hacer notar que en los peldaños inferiores estos no serán visibles, por lo tanto deben ser proyectados mediante línea segmentada o simplemente borrados:

Como se puede apreciar en los esquemas, mediante la aplicación de estos métodos de proyección podremos obtener de forma fácil y rápida las escaleras base para nuestro proyecto, independiente del tipo que estas sean.

Planimetría 06: Definir cortes a partir de la planta

En este apunte de planimetría se explicará la manera más simple de obtener los cortes de un proyecto determinado a partir de su planta dibujada. Para ello utilizaremos el método de proyección de vistas como técnica y esta es válida tanto si dibujamos a mano como por software 2D.

Los pasos a seguir son los siguientes:

1) Teniendo definida la planta de nuestro proyecto:

elev000

2) El corte se definirá de forma similar a la elevación. Eso sí, se recomienda antes hacer una copia de la planta y borrar lo que “no se verá” en el corte. A continuación proyectamos las líneas principales tomando incluso las de las ventanas que se cortan.

corte001

3) Definimos una línea horizontal perpendicular a las proyecciones y en base a esta definiremos la altura principal del piso del corte (si son dos o más lo recomendable es que se marquen piso a piso).

corte002

4) Ahora definimos las alturas de vanos y alfeizar de ventanas. Usaremos offset (AutoCAD) para esto según la altura medida o especificada.

corte003

5) Definimos ahora la pendiente de la techumbre y las alturas de esta, en base a lo especificado o medido en este.

corte004

6) Ahora definimos la o las losas según corresponda, tomando como referencia como referencia lo que se ve en el corte. Las alturas de las losas suelen ser de: 10, 12 o 15 cm.

corte005

7) recortamos las líneas sobrantes para definir el corte teniendo como referencia los elementos que se cortan en este.

corte006

8) borramos las líneas de proyección y valorizamos para terminar el trabajo.

corte007

Seguiremos con el resto de los cortes de la misma forma. Con este método tendremos de forma fácil y rápida los cortes base para nuestro proyecto. Agregaremos detalles extras como materiales, contexto, árboles, gente, normativa, etc. para finalizar el trabajo.

Planimetría 02: Corte de Arquitectura

Podemos definir un corte de Arquitectura como una sección o “corte” (valga la redundancia) mediante un plano VERTICAL de una edificación, edificio o proyecto de Arquitectura, y nos sirve para definir la relación de escala, proporción, alturas y los elementos estructurales del proyecto frente al contexto. A diferencia de la planta, el corte puede en teoría efectuarse en cualquier parte del proyecto y por ello deberá definirse mediante una señalización de este en la planta y además tener un “sentido”, es decir, una dirección hacia donde queremos visualizar los elementos del corte mismo.

Este concepto se puede graficar mediante el siguiente esquema:

En este caso la parte derecha de la edificación se ha “removido” y por ello el “sentido” o lectura del corte es hacia la izquierda del proyecto. Uno de los aspectos más importantes del concepto de corte es que a partir de este plano vertical, podremos proyectar la resultante mediante un “plano” 2D del corte, mediante el ya clásico método de proyección ortogonal aplicado a ese mismo plano:

Resultante de la proyección del corte aplicado en el plano vertical mismo.

Resultante de la proyección del corte, en un plano 2D.

Notamos que los elementos que se cortan primero van en línea gruesa para indicar cercanía y dar fuerza al corte mismo, y el resto de los elementos van en una línea más delgada ya que están más lejos.

Normas generales para los cortes

Como primera norma general para el corte y a diferencia de las plantas, este se debe dibujar en TODO el proyecto ya que este afecta a TODA la estructura al mismo tiempo, por ende NUNCA debe ser separado por pisos.

Como segunda norma general, un corte puede ser de dos tipos básicos:

Longitudinal. Es decir, a lo largo del proyecto.
Transversal. Es decir, a lo ancho del proyecto.

Podemos realizar tantos cortes como queramos aunque el mínimo exigido es dos para el caso de proyectos menores como viviendas (uno longitudinal y uno transversal), y “los suficientes para entender el proyecto” para el caso de edificaciones de mayor complejidad como edificios o similares.

Y como tercera norma general, siempre deberemos señalizar en la o las plantas el lugar por donde “pasa” o se proyecta nuestro corte.

En el siguiente proyecto de ejemplo podemos ver la aplicación de estas normas base:

Proyecto original previo.

Corte longitudinal del proyecto.

Corte transversal del proyecto.

Señalización de los cortes del proyecto de ejemplo en las plantas de ambos pisos.

En el ejemplo notamos que los cortes se señalizan en las plantas mediante líneas de centro, y con dos líneas continuas y gruesas en cada extremo (también pueden ser flechas). Estas últimas determinan el “sentido” y por ende indican lo que se verá en ese corte específico. También notamos que se utilizan las letras del alfabeto como elemento inicial y final de cada corte. Por ende, el primer corte se denominará Corte A-A’ (o A-A), el segundo será el Corte B-B’ (o B-B) y así sucesivamente según la cantidad de cortes realizados.

Si bien podemos definir un corte mediante la expresión A-A, se recomienda hacerlo mediante la aplicación de la prima (‘) en la segunda letra, de tal modo que nos quede la expresión A-A’ ya que se entiende mejor la trayectoria de este ya que el corte “parte desde A y llega hasta A'” lo que evita confusiones al dibujarlo, ya que por norma el corte se dibuja según la trayectoria en que este vaya.

Dependiendo del cómo el plano de corte atraviesa al interior del proyecto, el corte puede ser de dos tipos:

1- Directo (corte A-A’ del ejemplo) o sea, un plano que corta a lo largo o ancho de la planta.
2- Escalonado o por planos paralelos (corte B-B’ del ejemplo), o sea planos en paralelo que cortan la planta de forma escalonada (largo-ancho-largo o viceversa). En este caso puntual, siempre se debe hacer mediante planos perpendiculares.

Si bien ambas formas para realizar un corte son válidas, el corte resultante por definición es “imaginario” ya que si bien las medidas de este son las reales, no se debe dibujar el “quiebre” en el caso del corte escalonado.

Dibujo base de un corte

En los cortes siempre debemos dibujar o “cortar” lo siguiente:

a) Todos los elementos estructurales del proyecto por donde pase el corte: elementos horizontales como las losas y las vigas, y verticales como cimiento, sobrecimiento y muros, tanto si son simples como compuestos.

b) Los elementos de la estructura de la techumbre, si están cortados. Los elementos visibles de fondo también deben ser dibujados.

c) Mobiliarios fijos, como por ejemplo muebles de cocina o la tina del baño (sólo si es que el corte pasa por ellos).

d) El terreno, ya que por definición los cortes no están gravitando en el espacio. Este puede ser representado mediante una línea gruesa o también una combinación entre esta más un achurado, tal como se aprecia en la imagen de abajo:

Dependiendo de la escala a utilizar en el corte mostraremos mayor o menor detalle, sobre todo en el caso que dibujamos la estructura de cubiertas o las puertas y ventanas. Hay que dejar en claro que en un corte de Arquitectura no nos interesa mostrar materiales específicos y por ende, unificaremos todos los elementos constructivos como muros, cimientos, losas y otros. La techumbre, en cambio, será independiente del corte aunque esto también dependerá de la estructuración del proyecto.

Como por definición el corte es “vertical”, en este aparecerán elementos que en planta no se aprecian como por ejemplo, los grosores de losas y radieres además de la cimentación del proyecto y el sobrecimiento.

En las imágenes siguientes vemos la representación 3D y los planos de corte 2D de los cortes A-A’ y B-B’ del proyecto de ejemplo.

Representación tridimensional del corte A-A’ del proyecto de ejemplo.

Representación bidimensional (plano 2D) del corte A-A’ del proyecto de ejemplo.

Representación tridimensional del corte B-B’ del proyecto de ejemplo.

Representación bidimensional (plano 2D) del corte B-B’ del proyecto de ejemplo. Nótese que no se ha dibujado el “quiebre” del corte real y el techo junto con las losas se representan continuos, ya que el corte por definición es imaginario.

Como se aprecia en el proyecto de ejemplo, el corte debe mostrar de la mejor manera posible las relaciones espaciales entre los recintos además de su estructura y los elementos de techo. Por ello, al realizar el corte es importante pensar en la mayor cantidad de recintos que debemos mostrar mostrar y en lo posible que este pase por una puerta, una escalera y/o una ventana, para poder apreciarla en el corte mismo. Por ejemplo, un corte a través de un pasillo no es muy recomendable pues solamente veríamos puertas y muros así como también un corte que no muestre ventanas o puertas cortadas, ya que con esto se perdería la relación del proyecto con el entorno.

Otro aspecto muy importante a recalcar que en proyectos donde haya estructura de pilares, NUNCA se deben seccionar estos ya que darían la impresión de ser muros. Se deben dibujar como líneas verticales más delgadas detrás del corte de losas. En los ejemplos de abajo esto queda más claro:

Corte de estructura de pilares incorrecto, puesto que estos se ven como muros en corte.

Corte de estructura de pilares correcto, puesto que estos se ven de fondo y la losa se ve cortada.

Estructura de techumbres en el corte

En cuanto al dibujo en corte de la estructura de la techumbre nos aparecerán las cerchas y otros elementos de la techumbre, y su modo de visualización dependerá de la posición de estos y del tipo de corte realizado. En este último caso, las cerchas podrán verse de frente o de lado según la posición de estas en el proyecto, junto con el corte de la cubierta respectiva o de las costaneras, dependiendo de la escala de trabajo y el nivel de detalle.

Esquema de un corte transversal de techo donde vemos una cercha de frente, y la cubierta superior cortada.

Esquema de un corte longitudinal del mismo techo anterior donde esta vez vemos la secuencia de cerchas de perfil o “lado”, y la cubierta superior cortada. Notamos también que las cerchas se apoyan en los extremos ya que de hacerlo en los extremos del techo, estas se caerían al carecer de apoyos.

Es importante notar que en el dibujo de una techumbre en corte, por estética y funcionalidad es mucho mejor dibujar el corte “completo” de la estructura en lugar del corte “real” de esta, tal como se aprecia en el ejemplo de abajo:

En el ejemplo, el corte real no considera la altura completa de la techumbre ya que este toma en cuenta el lugar preciso por donde pasa nuestro corte que por supuesto no es la mitad, y por ello se ve parte de la techumbre exterior. En la segunda imagen, se toma en cuenta altura total del techo aunque sabemos que el corte no pasa por la mitad del proyecto, y por lo tanto es el más recomendado para representar la estructura.

Puertas y ventanas en corte

Si queremos dibujar las puertas y ventanas en un corte estas no son difíciles de realizar, ya que las ventanas se dibujan de forma muy similar a la planta puesto que estas siguen una estructura parecida a como se ven en la planta, a excepción del caso de una ventana corredera en la cual una es cortada y la otra no. Otra excepción a esta regla es cuando las dibujamos en escalas mayores ya que en este último caso, se deberán detallar los detalles de los rieles o perfiles los cuales difieren de lo visto en la planta. En cuanto a las puertas, estas se deben cortar y por ello deberán mostrarse cerradas.

Estos criterios quedan más claros en los siguientes esquemas:

Esquema y vista de la puerta en corte.

Esquema para definir la vista de la ventana en corte.

Vistas de las ventanas tipo y de los ventanales en corte.

Valorizaciones en un corte

Al igual que en el caso de la planta de Arquitectura, en un corte se deben valorizar los elementos cercanos y lejanos mediante líneas gruesas y delgadas, donde la estructura (muros, machones, losas, etc.) siempre será más jerárquica y además se usarán distintos grosores según los elementos que sean visibles en el dibujo. Usualmente la jerarquía (ordenada desde lo más grueso a lo más delgado) es la siguiente:

a) Estructura: cimientos y sobrecimientos, muros, losas, vigas, machones, etc.
b) Pilares, si los hay.
c) Tabiques o muros no estructurales.
d) Puertas y Ventanas.
e) Mobiliario.
f) Elementos visibles en el fondo o revestimientos en habitaciones, como por ejemplo la cerámica de los baños.

En las imágenes siguientes vemos la aplicación de estos criterios, tomando como referencia el corte A-A’ del proyecto de ejemplo:

Corte A-A’ sin valorización. 

Corte A-A’ con valorización aplicada.

Normas de información para los cortes

Los cortes se pueden dibujar en una sola lámina y deben ser ordenados de forma alineada de izquierda a derecha o de arriba hacia abajo, de manera similar al dibujo de plantas.

La información base que debemos colocar en los cortes es:

a) El respectivo nombre de este (A-A’, B-B’, etc.) además de la escala de trabajo, esta última en una letra de tamaño más pequeño.

b) Los ejes, los cuales deben ser correspondientes con los de las plantas y sólo en los muros, NUNCA en las losas.

c) Cotas base para cada corte, preferentemente en la parte de abajo de los ejes. En este caso podremos acotar los ejes, dimensión general, divisiones principales y anchos de cimientos según sea el caso.

d) Cotas de nivel (altura) que precisen tanto el Nivel del Terreno Natural o NTN (siempre con el valor de ±0.00) como las alturas de piso terminado (APT) y los NPT (Nivel de Piso Terminado). También debemos destacar alturas importantes como alturas de techos, las cuales se designarán con el signo positivo (o negativo si estas están debajo de la cota ±0.00) más el valor de la altura. En este caso no se acotará mediante cotas normales sino que se realizará mediante cotas especiales que indican el nivel respectivo mediante una flecha. En el ejemplo de abajo se puede apreciar la aplicación de este tipo de cota.

e) Si tenemos escaleras dibujadas en nuestro corte y son visibles y/o están cortadas, dibujaremos las proyecciones de esta y además numeraremos los peldaños de estas de forma similar a las plantas.

f) Nombre de cada recinto visto en el corte.

En las imágenes siguientes vemos la aplicación de estas normativas de información en el proyecto de ejemplo:

Corte A-A’ del proyecto de ejemplo, con la información base aplicada.

Corte B-B’ del proyecto de ejemplo, con la información base aplicada.

Normas específicas de dibujo para los cortes

Otra información adicional que debemos dibujar en un corte de Arquitectura es lo siguiente:

a) El mobiliario dentro del proyecto que sea visible en el corte ya que esto nos dará una idea de la escala del proyecto y de la funcionalidad de cada recinto cortado. Es importante afirmar también que el mobiliario NUNCA debe ser cortado sino que SIEMPRE se verá de frente o de perfil, según sea la orientación en que realicemos el corte. Por normativa y razones obvias el único artefacto que puede ser “cortado” es la tina del baño y/o el receptáculo de ducha ya que están siempre están fijos, al igual que los muebles fijos de cocina. Para el caso del WC y lavatorio, en el dibujo de arquitectura NUNCA deben cortarse sino que basta con dibujarse de frente o perfil.

Los perfiles de los muebles pueden deducirse fácilmente usando la proyección ortogonal ya vista en el tutorial sobre métodos de proyección:

Obtención de una mesa con sillas de frente y de perfil a través de una vista en planta de estos, utilizando proyección ortogonal.

b) Personas, para dar la idea de la escala y el emplazamiento del proyecto.

En las imágenes de abajo vemos el proyecto de ejemplo del principio y esta vez se le han realizado 4 cortes para mostrarlo, además vemos sus representaciones en 3D y aplicaciones de todo lo tratado en este apunte en los planos finales de cada corte.

Plantas finales del proyecto de ejemplo, junto con la indicación de los cortes A-A’, B-B’, C-C’ y D-D’.

Representación 3D y plano 2D del corte A-A’ del proyecto, con normativas finales aplicadas.

Representación 3D y plano 2D del corte B-B’ del proyecto, con normativas finales aplicadas.

Representación 3D y plano 2D del corte C-C’ del proyecto, con normativas finales aplicadas. En este caso puntual tenemos un medio corte o también llamado “corte-elevación”, ya que parte de esta última es visible en el plano.

Representación 3D y plano 2D del corte D-D’ del proyecto, con normativas finales aplicadas.

Ahora bien, si estamos dibujando cortes de un proyecto que será revisado por otras entidades (como por ejemplo las municipalidades), debemos agregar a los cortes lo siguiente:

a) Muros medianeros, perfil de vereda y de calle.

b) Elementos como mobiliario urbano, elementos arbóreos, vehículos y gente, para dar la idea de la escala y el emplazamiento del proyecto.

c) Elementos normativos como ejes medianeros, rasantes y otros según se especifique.

En las imágenes de abajo vemos un ejemplo de estas normativas específicas aplicadas en el corte A-A de nuestro proyecto de ejemplo:

Plano de ubicación del proyecto de ejemplo, con el corte A-A’ señalizado.

Representación 3D del corte A-A’ junto a su contexto.

Plano del corte A-A’ con el contexto y normativas municipales o de terreno incorporadas.

Otros tipos de cortes

Además del corte de Arquitectura propiamente tal, también existen otros cortes especiales que son:

1) De Escantillón, el cual es un corte que nos permite apreciar los sistemas, soluciones y las relaciones constructivas de los materiales y elementos en una o más fachadas del proyecto. Este corte es parte de los planos de detalles constructivos de un proyecto y se suele dibujar en escalas mayores como 1:20, 1:10 o 1:5 y por ende, se debe mostrar el mayor detalle posible además de la diferenciación de los materiales. En este corte deben especificarse los materiales a utilizar así como las dimensiones base de cada uno u otros datos técnicos.

Un corte escantillón no sólo se aplica a una fachada específica sino que incluso puede realizarse en todo el proyecto, tal como se aprecia en el ejemplo de abajo:

Este tipo de corte se debe indicar en la planta y usualmente en lugar de letras se utilizan números consecutivos como 1-1 (o 1-1’), 2-2 (o 2-2’), etc. El corte escantillón frecuentemente es un plano 2D pero también puede ser fugado o incluso en 3D, como se ve en la imagen de abajo:

Ejemplo de detalle escantillón en 3D.

2) Fugado o Perspectivado, el cual se ejecuta en perspectiva cónica y por ello nos permite ver los espacios interiores principales del proyecto además del corte mismo. Se suelen realizar a mano o en programas 3D especiales para ello.

3) En 3D, el cual es una variante del anterior que permite ver la perspectiva cónica, los espacios interiores del proyecto y a su vez los materiales y/o texturas aplicados a este, además de elementos complementarios al proyecto como iluminación, mobiliarios y revestimientos. Se suelen realizar en programas 3D especiales para ello.